FAQs > Piel

Preguntas frecuentes sobre la patología de la piel. Dermatopatología.

1.- ¿Qué es la dermatopatología? La dermatopatología es el estudio histológico de las enfermedades de la piel. Las enfermedades de la piel se caracterizan por lesiones que son detectables la mayoría de las veces en la visita dermatológica (por el examen clínico), pero a veces, el examen clínico no es suficiente para resolver o diagnosticar la enfermedad. En esos casos, es posible realizar un examen histológico. Se puede tomar una muestra de tejido (biopsia), que podrá contener toda la lesión (biopsia excisional) o sólo una parte de la lesión (biopsia incisional). El fragmento de tejido se envía a nuestro laboratorio de Palma Patología, con la intención de conseguir un diagnóstico.

2.- ¿A qué se llama patología cutánea inflamatoria? La patología cutánea inflamatoria o dermatopatología inflamatoria es aquella que mediante una biopsia, generalmente por medio de un punch (biopsia en sacabocados) de 2-4 mm trata de diagnosticar las reacciones cutáneas que son consecuencia de la inflamación por una reacción tisular (de la piel) contra un agente externo o interno. Clínicamente se traducen en eccemas, psoriasis, líquenes, granulomas, urticarias, ampollas u otro tipo de reacciones. La dermatopatología trata de llegar a un diagnóstico por el estudio microscópico de la biopsia. Para ello categorizamos el tipo de patrón de reacción de la piel, valoramos el tipo y la distribución de la inflamación, buscamos claves diagnósticas y por último y no por ello menos importante, valoramos y correlacionamos los datos clínicos de su dermatólogo. En nuestros informes incorporamos correlación clínico-patológica y referencias bibliográficas cuando es pertinente.

3. ¿Existe una traducción de lo que ve el médico dermatólogo en la consulta con lo que ve el patólogo en el microscopio? Por supuesto. Lo que ve macroscópicamente el dermatólogo se ha correlacionado con los hallazgos que patólogo observa al microscopio. Por ejemplo, el tono violáceo que adquieren algunas pápulas de liquen plano, son el resultado de la dilatación vascular de capilares rellenos de hematíes y de la presencia de melanófagos en una dermis papilar engrosada. Una vesícula tensa causada por una infección por virus herpes, se traduce al microscopio en una cavidad intraepidérmica rellena de líquido seroso a tensión, y el tono gris del techo de una ampolla inducida por una vasculitis de pequeño vaso es el reflejo de la necrosis completa por confluencia de la epidermis. También los distintos niveles microscópicos en los que están situadas las células pigmentadas en los nevus o lunares, nos van a traducir diferencias clínicas en los colores con los que aparecen en el paciente. Así, las células pigmentadas que se encuentran en la unión dermo-epidérmica, van a darnos una lesión negruzca, si están en la dermis superficial, el dermatólogo la habría descrito como de coloración marrón y si estuvieran en la dermis profunda o media, nos hubiera dicho que se trata de un nevus azul o similar. Entendiendo los mecanismos por los que las células inflamatorias u otro tipo de células migran a la dermis o a la epidermis (también a la hipodermis) facilita la comprensión del significado de los diferentes patrones creados por esas mismas células y ese es nuestro propósito, ofrecer un diagnóstico de la patología inflamatoria con la mayor especificidad posible y en el lenguaje de la dermatología clínica, que es lo que los médicos de referencia y los pacientes necesitan y se merecen.

4.- ¿Qué es la patología cutánea tumoral? La patología cutánea tumoral es aquella que mediante una biopsia trata de diagnosticar los tumores de la piel. Éstos pueden ser benignos o malignos. Los tumores benignos son crecimientos celulares locales que empujan pero no destruyen los tejidos adyacentes. Los tumores malignos son crecimientos celulares que primero localmente empujan y destruyen los tejidos adyacentes y que posteriormente pueden extenderse a distancia (metástasis), destruyendo órganos y tejidos y afectando a su función.

5.- ¿Qué tipos de tumores puedo tener en la piel? En la piel tenemos varios tipos de células y todos los crecimientos desordenados de cada una de ellas pueden darnos diferentes tipos de tumores. Los principales tipos de células que tenemos en la piel son las células que recubren la epidermis (la capa más superficial de la piel) y las células que nos dan el color que tenemos cada uno de nosotros en la piel, los llamados melanocitos que contienen el pigmento llamado melanina. En la epidermis normal tenemos un melanocito por cada 20 células epiteliales (queratinocitos). Si los melanocitos aumentan en número por alguna razón (a menudo desconocida), ellos formarán las lesiones pigmentadas u oscuras. Si los melanocitos aumentan en unidades sueltas, forman un léntigo (léntigo simple). Si crecen haciendo nidos o grupos de células, formarán los nevus o lunares. Los nevus son junturales si los nidos crecen en la unión dermo-epidérmica, se llaman nevus compuestos si los nidos están en la unión dermo- epidérmica y más en profundidad en la dermis. Y se les llama intradérmicos, si todos o su mayoría están situados en la dermis. Todos los nevus son benignos. Salen a cualquier edad en la vida, crecen por un determinado tiempo y entonces persisten o regresan. Si por el contrario, los melanocitos llegan a adquirir la capacidad de crecimiento ilimitado o no controlado, infiltrando tejidos adyacentes o extendiéndose a distancia (metástasis), entonces se le llama melanoma. El melanoma por tanto es un tumor maligno constituido por melanocitos. La dermatopatología debe identificar los melanomas porque hay algunos nevus (lunares) que tienden a simular un melanoma y viceversa. El dermatopatológo debe también establecer el grosor del tumor o índice de Breslow (en mm y fracciones de mm). También deberá informar del número de mitosis, si hay ulceración, el nivel de infiltración anatómica en la piel (nivel de Clark) y otros elementos en los que se basará el tratamiento del melanoma. Los tumores epiteliales pueden ser igualmente benignos o malignos. Entre los primeros el más conocido es la queratosis seborreica, otros menos frecuentes son los nevus epidérmicos, los acantomas, los disqueratomas y los distintos tumores benignos derivados de estructuras anexiales (glándulas sudoríparas y folículos pilosebáceos). Los malignos más comunes son el carcinoma basocelular y el carcinoma escamoso. El más frecuente en la población es el carcinoma basocelular, cuyo origen se piensa que está en las células del infundíbulo folicular (parte del folículo que se abre a la superficie epidérmica). El principal factor predisponente es la exposición solar. El carcinoma basocelular es un tumor que básicamente muestra un crecimiento local, pero que generalmente no tiene tendencia a la diseminación o extensión a distancia. Por eso, una extirpación del mismo con márgenes libres, puede ser completamente curativa. Otros tipos de tumores malignos son el carcinoma de Células de Merckel y los carcinomas derivados de los anejos cutáneos (folículos pilosebáceos y glándulas sudoríparas). No sólo es importante, por la trascendencia que tiene, el diagnóstico de los tumores malignos. Algunos tumores benignos cutáneos son marcadores de síndromes que esconden tumores malignos viscerales. Por ejemplo el adenoma sebáceo (aunque no siempre) puede ser un marcador del Síndrome de Muir-Torre que asocia a éste tumores malignos sobretodo de colon.

Subir

Preguntas frecuentes sobre la patología de la piel. MELANOMA.

1.- ¿Qué es un melanoma? Melanoma es un tipo de cancer de piel, caracterizado por un crecimiento descontrolado de las células productoras de pigmento, la sustancia que nos da el color, los llamados melanocitos. Los melanomas pueden ocurrir de forma repentina y sin signos alarmantes. Se localizan más frecuentemente en cara y cuello, parte superior de la espalda y piernas, pero puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo.

2.- Es el melanoma una enfermedad grave? Sí. El melanoma debe ser detectado en estadios iniciales para ser tratado con éxito. En estadios avanzados el melanoma maligno se extiende a otros órganos y puede tener un fatal resultado.

3.- ¿Cuáles son las causas de melanoma? No todos los melanomas están relacionados con la exposición solar, pero sí se ha visto que la excesiva exposición solar, es la causa más común de melanoma. Otras posibles causas pueden ser factores genéticos y deficiencias del sistema inmunológico. Los melanomas malignos se han relacionado con quemaduras solares en la infancia, de ahí que sea tan importante proteger la piel de los más pequeños.

4.- ¿Cómo aparece un melanoma? El melanoma generalmente empieza como una mancha marrón o negruzca de aspecto moteado y bordes irregulars. Las manchas suelen tener al menos 6 mm de tamaño y pueden tener áreas depigmentadas, rojizas, azuladas, con costras en la superficie o sangrar. Un lunar que aparece de nuevo, que cambia de aspecto o crece debería ser examinado por su dermatólogo.

5.- ¿Se puede curar el melanoma? Cuando se detecta en estadios inciales, la extirpación quirúrgica puede ser curativa en la mayoría de los casos. La detección precoz es esencial. Los dermatólogos recomiendan auto-exploración periódica de la piel para detectar cambios en su apariencia, especialmente los cambios en los lunares o manchas existentes. Los pacientes con factores de riesgo deberían hacerse un examen completo de su piel anualmente. Cualquiera que note un cambio en sus lunares debería examinarse inmediatamente.

6.- ¿Qué es el melanoma in situ? El melanoma in situ es un crecimiento desordenado de melanocitos atípicos limitado a la epidermis. Si el patólogo diagnostica un melanoma in situ, deber asegurarse mediante cortes seriados de toda la pieza de que no hay infiltración de la dermis. Si es así, la extirpación completa con márgenes de seguridad debería ser totalmente curativa.

7.- ¿Puede prevenirse el melanoma? Sí. Debido a que se piensa que la sobrexposición a los rayos ultravioletas es la causa primaria más importante del melanoma maligno, los dermatólogos recomiendan las siguientes precauciones:

Subir